fbpx
Seleccionar página

Todos los días recibimos celulares mojados y en casi todos los casos se repite la misma historia: 

«Lo puse en arroz funcionó 2 días y ahora dejo de funcionar la pantalla»

Y es que este es un mito que se remonta a 1946 cuando los fotógrafos ponían sus cámaras en envases con gel de silicio (esas bolsitas que vienen en las cajas de zapatillas) para mantener secos sus equipos en climas tropicales.

El sitio Gazelle.com hizo la prueba en 2014 y el resultado fue que entre arroz, arena para gatos, cuscús, avena y arroz instantáneo, el arroz es el menos absorbente. De hecho, expertos del Washington Post probaron con un iPhone y el dispositivo funcionó por unos días como si nada le hubiera pasado y después, simplemente se apagó.

El problema con el arroz es que solo absorve la humedad superficialmente pero no la interna. Así que hay dos posibilidades:

Que el celular apenas se haya mojado (por ejemplo si se cayó a un inodoro y lo sacaron rápido): en este caso el arroz va a servir para revivirlo pero el agua se va a secar en la placa y va a provocar corrosión con el paso del tiempo.

Que el dispositivo haya estado mucho tiempo expuesto a la humedad (como en una pileta): En este caso lo más recomendable es llevarlo a un service ya que nunca se va a secar del todo y al prenderlo lo más seguro es que se queme.

En cualquiera de los dos casos el procedimiento debe ser: 

1 – Quitar la batería lo más rápido posible para evitar cortocircuitos.

2 – Secarlo externamente con algún papel absorvente o toalla.

3 – NO prenderlo. Repito: NO LO PRENDAS. Si haces eso el agua que esta en el interior va a generar un cortocircuito en la placa y ahí si, despedite de tu celu maquinola.

4 – Llevarlo a un técnico, el lo va a abrir, secar, lavar (con químicos) y secar de nuevo. Todo esto con el fin de evitar que el agua se seque dentro y sulfate la placa (oxido).

En todo caso siempre podes consultarnos vía whatsapp (el icono verde aquí a la izquierda) o por nuestro facebook.