fbpx
Seleccionar página

Microsoft confirmó que «matará» a su navegador nativo que debuto con Windows 10 Microsoft Edge para reemplazarlo con uno basado en el proyecto Chromium de Google (el proyecto detras de Chrome).

Lo raro: Solo van a cambiar el motor pero no el nombre, algo raro si tenemos en cuenta que el principal motivo del fracaso de este es por su parecido con el infame Internet Explorer.

La idea es ofrecer actualizaciones más frecuentes y, por supuesto, reducir los esfuerzos de ingeniería y codificación para mantener un navegador interno actualizado y seguro de todo tipo de amenazas de Internet.

Google y opera aplauden el cambio (pero no Mozilla)

En Google estan felices de que la compañia fundada por Bill Gates se sume al proyecto y un portavoz dijo: 

«Chrome ha sido un campeón de la web abierta desde sus inicios y damos la bienvenida a Microsoft a la comunidad de colaboradores de Chromium.  Estamos deseando trabajar con Microsoft para hacer avanzar la web abierta, dar soporte a la elección del usuario y ofrecer una gran experiencia de navegación «

Opera cree que Microsoft ha hecho un movimiento inteligente, y afirman que «han notado que parece que Microsoft está siguiendo» sus mismos pasos. Dicen que no saben «como afectará al ecosistema de Chrome» este importante movimiento, pero esperan que «sea un paso positivo para el futuro de la web».

Por otro lado Mozilla salió al cruce al decir que no van a permitir que Google termine con un monopolio en la web (tal y como lo fue en sus comienzos Internet Explorer) al declarar:

«esto sólo hace aumentar la importancia del papel de Mozilla como la única opción independiente es por eso que construimos Firefox en un primer momento y siempre lucharemos por una web verdaderamente abierta«

Solo resta esperar para ver si esta jugada logra hacer que la participación en el mercado de Edge suba del tibio 4% actual.