fbpx
Seleccionar página

La más reciente actualización —KB4467682— causó la temida pantalla azul de la muerte en las computadoras portátiles Surface Book 2, la emblemática laptop de la propia Microsoft. La compañía ya bloqueó la actualización e informó a los usuarios de su sistema operativo.

«Como precaución, hemos eliminado esta actualización opcional de Windows Update y Windows Update Catalog para proteger a los clientes. Las correcciones y mejoras estarán disponibles en la versión de actualización de seguridad de diciembre de 2018 e incluirán una solución para este problema», comunica la página de soporte de Microsoft.

No es la primera vez que la compañía de Bill Gates se ve envuelta en problemas por el mal funcionamiento de sus actualizaciones. El último caso ocurrió en octubre de 2018, cuando los usuarios de Windows se percataron que al instalarla, se ‘borraban’ todos los documentos de la carpeta ‘Mis Documentos’. En realidad, los archivos simplemente no eran mostrados en el navegador, pero el susto hizo que muchos reclamaran sus datos ‘perdidos’.

Los expertos en informática recomiendan a los usuarios no apresurarse demasiado con la instalación de actualizaciones, ya que estas a menudo salen sin haber pasado las debidas pruebas. Los usuarios más avanzados podrían almacenar sus datos en soportes externos o en la nube, así como crear una unidad de recuperación para los casos cuando el sistema deje de funcionar.