fbpx
Seleccionar página

Como ya veníamos diciendo a lo largo de estas últimas semanas, la situación de confinamiento global provocada por la expansión del brote del coronavirus Covid-19, está posibilitando un auge de las plataformas de videollamadas, ya sea simplemente para mantener el contacto con familiares y amigos, o bien por motivos laborales, posibilitando el teletrabajo con otros compañeros que se encuentren en ubicaciones físicas diferentes.

Por desgracia, el avance de la popularidad de las plataformas Zoom y Houseparty han venido acompañadas de escándalos y problemas de privacidad, por eso les sugerimos algunas alternativas, que ahora vamos a ampliar un poco más, todas ellas con el foco puesto en el respeto a la privacidad de los usuarios.

Sin más, vamos a detallar un poco más las opciones que mejor respetan la privacidad de los usuarios.

Signal:

Obviamente, no podía faltar este servicio de mensajería alternativo a WhatsApp, recomendado por el mismísimo Edward Snowden, perteneciente a la fundación Open Whisper Systems, que desde hace ya tres años cuenta con una función de videollamadas seguras, con cifrado de extremo a extremo.

Para hacer uso de esta función, simplemente hemos de irnos al contacto con el que queramos conversar, y en lugar de enviarles mensajes de textos, presionamos el icono de teléfono y posteriormente el icono de cámara. El contacto podrá aceptar la llamada incluso desde la pantalla de bloqueo.

Jitsi Meet:

Se trata de la opción de 8×8 Inc que permite la realización de videollamadas con múltiples participantes, hasta 75 participantes máximos, de forma gratuita, y que además es de código abierto, por lo que aquellos que lo deseen, se permite y facilita la posibilidad de instalarlo en sus servidores (hay que tener ciertos conocimientos técnicos y especificaciones concretas del servidor para ello) en lugar de usar el servidor oficial del servicio.

Su uso, a nivel de usuario, es bastante sencillo, permitiendo tanto la creación con el acceso a las salas sin necesidad de cuentas de usuario. Lo malo es que en las salas, que por defecto están abiertas -podría cualquiera entrar- por lo que los creadores también pueden proteger las mismas por contraseña.

Además de contar con su aplicación para Android e iOS, también se puede usar directamente desde un navegador web de escritorio. Además de las funciones de videollamadas y audiollamadas, también cuenta con funciones de chat de textos, reducción de ancho de banda, y algunas más, permitiendo también su integración con Slack, Google Calendar, y Office 365.

Whereby:

Se trata de una opción freemium, con una opción gratuita con capacidades muy limitadas, que permite crear salas de chat de vídeo, cada una de ellas con su propia URL. Dentro de las videollamadas también se pueden mandar mensajes de textos, compartir pantalla, o incluso funciones básicas de gestión de usuarios.

La versión gratuita permite crear una única sala en la que pueden participar un máximo de cuatro personas.

Marco Polo:

Si bien, esta opción no responde al concepto de videollamadas en tiempo real, con uno o varios participantes al mismo tiempo, sí que es interesante su concepto de funcionamiento, al permitir el envío de mensajes de vídeo en lugar de mensajes de textos, algo así como WhatsApp pero en vídeo.

En este sentido, los usuarios podrán enviar mensajes de vídeo y responderlos bien al instante o bien en cualquier otro momento que puedan tener disponibles. Su filosofía se fundamenta en el que las personas estén ocupadas, por lo que no es necesario estar disponible en directo para ver los mensajes en vídeo y responderlos al instante.

Esta plataforma permite crear grupos de usuarios, y dentro de ellos los participantes pueden enviar sus mensajes de vídeo y ver el feed de mensajes de vídeo enviados por otros usuarios, un feed que por cierto está disponible en formato horizontal.

Esta plataforma señala que no venden ni ceden información de los usuarios a terceros.

Estas cuatro opciones cuentan con sus correspondientes aplicaciones móviles para Android e iOS en las respectivas plataformas de aplicaciones oficiales.