fbpx
Seleccionar página

¿Queres saber el truco mágico para no gastar cientos o hasta miles de pesos en reparaciones? NO LES COMPRES NINGUNA TABLET. Puede parecer cruel, pero si lo haces tenes que tener en cuenta que cualquier chico en algún momento la va a romper. Y no, no es algo probable, es algo que va a pasar quieras o no. Es tan cierto como decir que la tierra es esférica o que ella/el no te ama.

¿Dura revelación no? Pero bueno, si estas decidido a comprarle una para tenerlo entretenido mientras ves tu novela o tomas tu café vamos a los consejos:

1 – Que no la use mientras se carga: Muchas personas -fundamentalmente niños y adolescentes- tienen la manía de usar el celular mientras esta conectado al cargador. Esto puede provocar dos fallos: Que el pin de carga y/o el cable usb del cargador se gasten o se rompan, lo que va a llevar a que obligatoriamente tengas que llevar a arreglarlo o comprar un nuevo cargador. Eso sin olvidar que hubo muchos casos de gente que murió por un cortocircuito. Ojo.

2 – Ponele una funda: Esto es fundamental ya sea un celular o una tablet. Si o si. Lo que va a hacer esto es absorber el golpe en caso de caída, ademas de evitar que se abolle en las esquinas o que se rompa la tapa de atrás (mas si es uno de esos celulares que traen vidrio en la parte trasera). Por lo general las mejores son las de goma que absorben mucho mas el golpe que una rígida. Aunque personalmente siempre use las que son termino medio, es decir, las de goma dura. Y mucho mejor si es de las que tienen un borde que supera la pantalla, eso va a hacer que en el peor de los casos -si se cae de frente- esta va tener menos posibilidades de romperse. Eso si, nunca le compres esas fundas que tienen solo protección en las esquinas ya que son incomodas por lo que los niños tienden a sacárselas (también se salen solas).

Estas son una caca.
Estas también, impiden tocar bien la pantalla y con una mano chiquita son difíciles de agarrar por lo que van a terminar en el piso más rápido.
Estas si, que cubran toda la parte trasera y si es posible que el borde sobresalga la pantalla unos milimetros.

3 – Los vidrios templados no funcionan: En la teoría ponerle un vidrio templado a una tablet es una buena idea pero en la práctica pasa lo contrario. Para empezar, ninguno se pega bien ya que las pantallas de estas suelen ser irregulares por lo que quedan muchas burbujas pongas como lo pongas. En segundo lugar hacen que el táctil no detecte bien el dedo por lo que un niño puede llegar a tener un ataque de furia al perder en el fortnite por la falta de sensibilidad. No sería la primera vez que un padre llega con la tablet rota a reparar por este motivo.

4 – No lo dejes jugando solo: Puede parecer tentador hacer que el niño se quede tranquilo jugando en su cama sin molestarte pero esto puede ser peligroso. En primer lugar porque al no tener una figura que le ponga un limite va a entrar a cualquier lugar de internet y sabemos que eso no es bueno (con tanta pornografía y violencia no es recomendable), segundo porque puede enojarse por perder en algún juego y tirarla por los aires. En tercer lugar porque puede dejarla en cualquier lugar de la cama y al levantarse tirarla sin querer o pisarla con la rodilla. De nuevo, no sería la primera vez.

5 – Comprale un tetris: Si, un tetris. Valen 500 veces menos que tu celular, resisten mucho más los golpes y no corres ningún riesgo. Claro, el va a decir «no pero este no tiene el fornai» pero… ¿si vos pudiste crecer sin ese juego por que el no? puede que llore, grite o se tire al piso pero se le va a pasar.

6 – Pero si estas decidido, comprale una truchita: No Samsung, no Alcatel, no Sony. Siempre es mejor esas de 7 pulgadas que venden en todos lados de marca dudosa. Puede parecer ilógico pero la cosa es que son mucho más baratas de reparar que una tablet de marca. Pantallas para una tablet Samsung suelen valer 10 veces más que una de tablet genérica y son mucho más difíciles de conseguir.

De este modelo. Vienen TCL, Bangho o sin marca. Pero son económicas de reparar.
De estas solo si queres tener que vender un riñón para arreglarla.

7 – Es peligroso para su mente: Diversos estudios concluyeron que ningún niño de menos de 2 años debería estar frente a una pantalla ya que esta es la edad en donde su cerebro crece con más rapidez y necesita de contacto humano para hacerlo. La interacción con la familia es fundamental para su desarrollo. Encima les altera el sueño por el brillo de la pantalla. Todo mal.

Entre los 2 y los 5 años se aconseja que utilicen el aparato no mas de 30 minutos y siempre con el cuidado de los padres ya que es la edad en donde más asimilan la violencia. Siempre deben ser contenidos educativos

Entre los 5 y los 12 años un máximo de una hora porque los puede volver sedentarios, favorecer la obesidad y con eso las enfermedades.

Luego de los 12 años es cuando más control debes llevar porque comienzan a utilizar redes sociales donde pueden estar expuestos a mucha violencia, bullyng o contenidos sexuales. Eso sin olvidar que el estar mucho tiempo pegado a un celular o tablet puede reducir su rendimiento académico.

Vos sos el padre, pone orden. Nunca con violencia pero siempre con determinación.

Cuando tu hijo rompe la tablet por cuarta vez

¿No le hiciste caso al señor Laik? Bueno te cuento que hay un último motivo por el cual deberías cuidar mucho a tu hijo mientras juega: Las reparaciones ahora están carisímas. Si, muy caras. Pero eso te lo explico en este otro simpático post.